Inteligencia Artificial

Inteligencia Artificial

Escrito por: Dr Khaled Shalabi. Ph.D & MBA. Director de Desarrollo Global y Marketing – Alkhorayef Industries Co.

¿Está preparado para la Inteligencia artificial en La Agricultura?


La Inteligencia Artificial IA hace referencia a la demostración de inteligencia en las máquinas. La IA fue fundada como disciplina académica en 1956 y rápidamente el sector de los negocios fue consciente de ella cuando los primeros ordenadores proporcionaron datos de ventas a una escala no conocida anteriormente.
La IA comienza a ser más útil para la mayoría de las empresas en los últimos diez años cuando algoritmos cada vez más sofisticados y de mayor potencia de cálculo a menor coste interaccionaron con enormes paquetes de datos que se podían obtener de internet y de otros fuentes.
Al hablar sobre la IA incluimos
• Inteligencia Artificial General que simula el conocimiento a nivel humano al tomar decisiones complejas en diferentes contextos. Se producirá una singularidad cuando las máquinas impulsadas por IA sean capaces de superar a toda la inteligencia humana.
• La Inteligencia Artificial Estrecha es aquella que se aplica a una única tarea tal como la traducción a otros idiomas.
El Aprendizaje automático se produce cuando los ordenadores son capaces de detectar patrones y realizar predicciones y recomendaciones en base a algoritmos que aprenden de los datos o de la experiencia. Este aprendizaje cuenta con diferentes tipos de algoritmos tales como el aprendizaje supervisado o no supervisado, las redes neuronales, robótica y el procesamiento de lenguaje natural, en base al tipo de datos, entrada y salidas necesarias (IESE-2018).

La IA en la agricultura


Se espera que la población mundial crezca hasta casi los 9000 millones a mediados de siglo y que supere los 11.000 millones al final del presente siglo. Para satisfacer esta creciente demanda, la agricultura tendrá que producir casi el 50% más de alimentos en algunas partes del mundo. En 2050 el África subsahariana y el sur de Asia deberán duplicar la producción agrícola con el fin de satisfacer el incremento de la demanda, mientras que en el resto del mundo el aumento estimado será aproximadamente un tercio por encima de los niveles actuales (FAO y ONU).
La manera tradicional de gestionar los cultivos, riego y la fertilización frente a la escasez de agua y el agotamiento del suelo no puede ofrecer una producción agrícola y alimentaria sostenible. Se necesitan sistemas innovadores que protejan y mejoren los recursos naturales, a la vez que aumenten la productividad. Se necesita disponer de nuevos modelos que superen estos desafíos, la Agricultura 4.0 puede cumplir todas estas expectativas.
La Agricultura 4.0 no puede seguir dependiendo de la aplicación de agua, fertilizantes y pesticidas de manera uniforme en campos completos. Por el contrario, los agricultores utilizarán las cantidades mínimas que sean necesarias y se dirigirán a áreas muy específicas. Será posible cultivar en zonas áridas, utilizando recursos limpios y abundantes tales como el sol y el agua de mar (Cumbre del Gobierno Mundial).


Las granjas y las labores agrícolas tendrán que llevarse a cabo de forma muy diferente, en primer lugar debido al avance de tecnologías tales como sensores, dispositivos, maquinaria y tecnología de la información. Los productores tendrán que utilizar tecnologías sofisticadas tales como robots, sensores de temperatura y humedad, imágenes aéreas y tecnología GPS. Estos dispositivos avanzados y los sistemas robóticos y de agricultura de precisión permitirán que las granjas sean más rentables, eficientes, seguras y respetuosas con el medio ambiente.

Digitalización en la agricultura


La Agricultura 4.0 se contempla como una fuerza transformadora que impactará profundamente la industria. La tendencia es construir sobre una matriz de tecnologías digitales: Internet de las cosas IoT, Big Bata, IA y otras prácticas digitales: cooperación, movilidad, innovación abierta. Además de la aparición de nuevas herramientas y prácticas, la promesa real de la Agricultura 4.0 en términos del aumento de productividad reside en la capacidad de recoger, usar e intercambiar datos de forma remota.


Desafíos a superar


El desarrollo de Agricultura 4.0 requiere normas tecnológicas para garantizar la compatibilidad de los equipos. De hecho, teniendo en cuenta la vida útil de los equipos agrícolas, se necesitan normas para garantizar que cualquier elección tecnológica permanece interoperable con los equipos más nuevos y que está respaldada por los fabricantes y otros industriales.

El nuevo desafío de Agricultura 4.0 es la necesidad de disponer de normas de intercambio de datos y de comunicación. Este hecho vincula los diferentes sistemas entre sí en uno unificado que cubre todos los aspectos de la explotación agraria. La Fundación Electrónica Agraria, AEF, constituye un marco para la cooperación de todas las partes interesadas bajo el liderazgo de los miembros más importantes a la vez que mantiene la competencia entre ellos. La AEF presta apoyo a las organizaciones de normalización tales como la Organización Internacional de Normalización (ISO). Otro desafío esencial en la adopción de Agricultura 4.0 es la capacidad de los agricultores de invertir y modernizar sus prácticas productivas. Finalmente, desarrollo de las infraestructuras de comunicaciones en las zonas rurales es otro importante desafío. Las actuales redes de comunicación inalámbricas han sido desarrolladas focalizadas en B2C, realizando un mayor énfasis en las zonas urbanas.
Como ya hemos visto, la capacidad para intercambiar y analizar datos (con frecuencia a nivel plataforma) resulta clave para el éxito de Agricultura 4.0. Por ello, las redes de comunicación tendrán que desarrollarse en las zonas rurales.


¿Estás dentro o fuera?


Muchos fabricantes del sector agrícola están realizando esfuerzos continuos para producir equipos con nuevos dispositivos de supervisión y gestión remota y continuada de datos de estado y de registro. Esta información se almacena en una nube con el fin de ser analizada y poder elaborar las recomendaciones de las mejores prácticas de gestión agraria a sus clientes agricultores.
Existen ya productos en el mercado que utilizan tecnología GPS tales como tractores autónomos y su material auxiliar. Otro ejemplo son los sistemas de riego mecanizado tales como el pivote central que viene equipado con una opción de rumbo mediante GPS lo que permite a los agricultores regar sectores con diferentes cultivos, además de activar los cañones finales cuando el sistema riega las esquinas del terreno.
En relación con lo anterior, Alkhorayef Irrigation Solutions (AIS) ha desarrollado la familia iControl que incluye iControlRemote para pivote, iControl e iControl Total para supervisar y controlar de forma remota los pivotes, bombas y iContrlPump otros sistemas de riego.
La versión 3G de iControlRemote se ha lanzado con una mayor gama de funciones y opciones. Los datos se transfieren fácilmente a la nube, ya sea utilizando GSM o radio inalámbrica, lo que permite a los usuarios supervisar y gestionar su sesión de riego de forma remota , aumentado así su retorno de la inversión.

Volver a Blog